Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Lo que nunca se ha hecho en favor de la clase media

  • PDF
Vehículos
Ahora que el Poder Ejecutivo  ha desestimado la Ley que pretendía llevar de 5 a 7  años el tiempo de uso para los vehículos a ser importados  y después de ver los argumentos presentados por el Ministerio de Hacienda para adoptar dicha decisión,  considero oportuno someter a la evaluación del gobierno la presente propuesta en interés  de contribuir a mejorar el parque vehicular de la Republica Dominicana, reducir la presión sobre la Balanza de Pago, reducir el consumo de combustible, así como la contaminación del medio ambiente, al tiempo que  aumentan las recaudaciones del gobierno por este concepto y se reducen los precios de ventas de vehículos.
Proponiendo que el gobierno dominicano difiera el cobro de los impuestos aplicados a los vehículos nuevos, otorgando un crédito directo a los adquirientes a ser cobrado en tres años, ya sea en cuotas mensuales, trimestrales, semestrales o anuales que permitan garantizar las recaudaciones fiscales  por dicho concepto al tiempo que se beneficia a la población y al medio ambientes,

Si un vehículo cuesta en el mercado interno 60 mil dólares, y de estos 12 mil corresponden a tasas  impositivas, permitamos que el consumidor final reciba el vehículo abonando un 33% de los impuestos y que en los dos años siguientes cancele la partida restante.

Esta medida reduciría a 52 mil dólares el dinero líquido requerido para adquirir un vehículo del año, teniendo como beneficio directo que más personas podrán comprarse un vehículo de paquete y que más personas puedan cambiarlo cada año creándose una cadena de consumidores en el mercado interno, pues los precios de compra y venta serían más baratos, sobre todo para la clase media que acude a financiamientos bancarios y dentro del financiamiento tiene que incluir la partida de los impuestos que con esta modalidad no entrarían en la transacción,  con lo cual el pago de las cuotas será menos oneroso
 
La aplicación de una política de esta naturaleza va a reducir la importación de vehículos viejos, mejorando en el mediano plazo el parque vehicular del país, de igual forma contribuirá a reducir la importación de repuestos y el consumo de combustibles, pues a mayor edad del vehículo mayor demanda de repuestos y mayor consumo de combustibles.
 
El estado nada perdería pues como quiera cobrará los impuestos, y poseerá documentos de una cuenta por cobrar que bien puede servir de respaldo para sus ejecutorias financieras de ser necesario.
 
Esta sería una buena manera de hacer lo que nunca se hizo en beneficio de una clase media, sobre cuyos hombros descansa la economía del país.

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD.