Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Quien es Lula

  • PDF
Lula da Silva

Considerado  una de las personalidades políticas más notables del siglo XXI. La figura política de Lula no solamente está vinculada a las importantes transformaciones que promovió en su país, Brasil, sino que tiene que ver  con el ejemplo de  gran superación  personal que  representa para el pueblo brasileño, porque Lula ascendió desde ser  un humilde obrero metalúrgico, hasta llegar al  cargo  más importante de su país como es el de presidente de la República.

Nacido en el seno de una familia humilde y numerosa  vivió su infancia con las limitaciones propias que impone   la ausencia de su padre en el hogar, hubo de trabajar desde los   doce años, Lula, realizó  diferentes oficios: como  limpiabotas, ayudante en una tintorería, vendedor ambulante, etc.

A consecuencia de las necesidades económicas y pese  a  ser un estudiante destacado, debió abandonar los estudios para trabajar a tiempo completo en una fábrica de tornillos, labor que aprovechó para  realizar un curso de tornero mecánico en 1963.

Durante la dictadura instaurada por João Belchior Marques Goulart,  la detención y tortura de uno de sus hermanos por causas políticas lo acercaron al sindicalismo y  a la adopción de una actitud  de oposición  crítica del régimen.

Para el año 1969 asciende al Comité Ejecutivo del Sindicato y para 1972 se convierte en  director del Departamento de Protección Social del Sindicato. Poco después fue electo  presidente del Sindicato,  liderando  muchas huelgas que contribuyeron a la  desestabilizaron del régimen dictatorial.

En l 1989 cuando fue  presentado  como candidato a la  presidencia de Brasil por el Partido de los Trabajadores, PT, resultando  derrotado por Fernando Collor de Mello, pero abonando  a su futuro político. Volviendo a ser postulado en las elecciones de 1994 y 1998 donde no alcanzo su objetivo. Pero en octubre de 2002 derrota a José Serra, asumiendo la presidencia en enero de 2003.

Durante su gestión de dos periodos  como presidente de la República, impulsó importantes transformaciones que terminaron convirtiendo a Brasil en una auténtica potencia mundial, al tiempo que logro sacar a decenas de millones de sus compatriotas de la pobreza.

Lula es  el líder del Partido de los Trabajadores, PT, la principal fuerza política de su país.   A su salida de la presidencia  impulsó a la actual presidenta  Dilma Rousseff, quien gobierna desde 2010 y concluirá su segundo mandato  en 2018, momento en que  Brasil tendrá que elegir un nuevo gobernante y Lula ha ofertado al PT, sus servicios como candidato, si así lo estiman necesario.

Siendo un político a tiempo completo y a la vez la figura mejor valorada por los brasileños, Lula  sin ser candidato se coloca puntero en la encuestas a dos años de los comicios, situación que al parecer  a desesperado a la derecha  que ve, en la posible postulación de este, una amenaza que les alejara  las posibilidades  de regresar al gobierno, lugar del que llevan catorce años fuera y con una nueva victoria del Lula y el PT, tendrían que prolongar su espera.

Consciente de ello y con una agenda de conspiración combinada con los intereses norteamericanos que no aceptan la independencia con la que se han manejado los PT, de las directrices deWashington, la derecha que aún mantiene el control de importantes estamentos de la justicia de Brasil, los  cuales se agenció antes del ascenso de Lula, conspiran para amedrentarlo y hacer que desista de sus posibles propósitos de volver al poder  o  tratar de desacreditarlo  en el menor de los casos.

Las acusaciones contra Lula y los escándalos mediáticos para presentar como vulgar ladrón al político más trascendente y progresista de la historia del gran país suramericano y a un hombre cuyo modelo de vida disciplinada y de trabajo constante, le condujo no solo a pasar de un simple obrero a presidente de la República, sino que también hubo de vencer el cáncer.

Con setenta  años, gozando de buena salud y con una popularidad que espanta, en un Brasil acosado por malos momentos en la economía, Lula es la principal carta de triunfo del PT, y la más grande esperanza para los brasileños de retomar el crecimiento económico. Eso asusta, preocupa y ocupa a la derecha y los gringos.

Esto explica  el show de mal gusto perpetrado por la fiscalía al allanar con espaviento  para llevarlo a declarar cuando, todo el mundo sabía que el  propio Lula se había ofrecido para declarar voluntariamente.

Ahora, las masas brasileñas han salido a las calles para respaldar a su líder catalizador de esperanzas y la derecha tendrá que vérsela con Lula en 2018, pues como el mismo dijera al salir de la comisaria no han dado al león en la cabeza, sino en la cola y cuando esto sucede el león usa sus garras sin piedad.

El autor es catedrático universitario y dirigente del PTD

Última actualización el Domingo, 06 de Marzo de 2016 22:21