Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

Homenaje a la Raza Inmortal

  • PDF
Francisco Luciano habla en el acto

SANTO DOMINGO.- Discurso del vicepresidente del Partido de los Trabajadores Dominicanos, Francisco Luciano ante el mausoleo a los héroes de la Raza Inmortal, con motivo del 58 aniversario de la gesta patriótica del 14 de Junio del 1959.

Los del PTD hacemos presencia hoy en este mausoleo, como cada 14 de junio, en una muestra inquebrantable de la constancia por  nuestro compromiso con la verdad, la dignidad, la razón  y con el honor, que conlleva sostener e impulsar la lucha por  afianzar la soberanía plena y la libertad del pueblo dominicano.

Al honrar a los héroes y mártires del 14 de Junio, asumimos la determinación de mantener vivo en la memoria de las presentes y futuras generaciones el legado de lealtad a la patria y su vocación de sacrificio en la brega por alcanzar un porvenir de felicidad en democracia para todas y todos los dominicanos y dominicanas.

58 años se cumplen de aquella cita con la historia, en la que un puñado de hombres de diversas nacionalidades y orígenes sociales, partieron desde la isla de Cuba, con la decisión de asumir el pensamiento libertario de Juan Pablo Duarte y los demás  padres fundadores de la República Dominicana, para empuñando la espada de Gregorio Luperón, acometer la impronta y  el desafío de acudir a una muerte prácticamente cierta y  encarar con las armas en las manos la más cruenta dictadura que país alguno ha  vivido en la región del Caribe.

Con sus frentes en alto y enarbolando un Programa Mínimo que los comprometía a ganar la batalla y conducir el país por los senderos de la democracia, la paz y el progreso en armonía y cooperación con los demás países y pueblos  del mundo, los expedicionarios del 14 de Junio, bajo el liderazgo del glorioso Comandante Enríquez Jiménez Moya, no pudieron con las fuerzas de las armas ganar aquella batalla desigual, pero la historia y los hechos presentes que acontecen en nuestro país, vienen a demostrar que ganaron la guerra de las ideas y  de que avanzaron un buen tramo en la marcha  indetenible, hacia la victoria de la razón frente a la sinrazón.   

Si hoy la República Dominicana, con todos sus problemas y dificultades de corrupción, impunidad, displicencia e inequidad social es un país en crecimiento económico y metrópolis destino de migraciones desahuciadas por la miseria o los conflictos en sus países de origen, se debe a que, con el ejemplo de los héroes y mártires de la raza inmortal hemos construido una sociedad mejor que la que nos legó la dictadura a la que ellos con hidalguía combatieron.

Si hoy, se puede emprender, estudiar en escuelas y universidades en la República Dominicana, sin discriminación de origen o de abolengo social, se debe al sacrificio de  los héroes y mártires que lideraron aquella epopeya.

Y si hoy se puede protestar, marchar, desafiar  y hasta lanzar improperios contra los poderes facticos y formales, exigiendo derechos negados o a medio entregar, sin que por ello nadie sea perseguido, encarcelado, asesinado o desaparecido, se debe al esfuerzo descomunal y al arrojo demostrado por los hombres y mujeres del 14 de Junio de 1959.

Hoy más que nunca su ejemplo de amor por la patria y su lucha anti imperialista tiene que ser reivindicada, pues hoy como ayer los  poderes extranjeros pretenden pescar en el mar revuelto de nuestras querellas internas, de nuestros descontentos y de nuestras aspiraciones.

Nuestra nación tiene el compromiso de ampliar la brecha democrática que vive el país, afianzando cada vez más el Estado Social de Derecho que permitir pasar de la libertad de palabra, la libertada de tránsito al equilibrio de la inclusión social y para ello se hará necesario imitar el buen juicio de Duarte combinándolo con   la valentía de los hombres y la interesa de los integrantes de la Raza Inmortal  del 14 Junio de 1959.

¡Que viva la patria!

¡Que Vivan nuestros héroes y mártires del 14 de Junio de 1959!

¡Patria y vida!

Última actualización el Miércoles, 14 de Junio de 2017 18:33