Screen

Profile

Layout

Direction

Menu Style

Cpanel

La educación en la FAD

  • PDF
militares-mex

En un sector donde la mayor parte de los centros de formación se limitan a la educación inicial, la Fuerza Aérea Dominicana (FAD) responde con una institución de ambientes multidisciplinarios y maestros especializados.

Se trata del colegio Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, ubicado en la Base Aérea de San Isidro.

El intendente  encargado de enlazar al colegio con la jefatura de Estado Mayor, coronel paracaidista Ramón Álvarez Monegro, explica que este funciona como dependencia de la FAD desde 1981 y que, según el Ministerio de Educación, se ha convertido en el colegio católico más poblado de la región con 5 mil estudiantes y 250 docentes matriculados.

Recursos
El colegio acoge tanto a familiares de militares como a civiles. Pero como en toda institución Álvarez Monegro expresa: “Se  deben pasar pruebas y formalidades establecidas para entrar a este”. Con sus 72 aulas, 40 computadoras y un aproximado de 12 mil libros, el centro imparte un currículo apremiante.

María Montero, directora de la modalidad técnico profesional de la institución, asegura que el ambiente militar no influye con más que disciplina y valores a los alumnos. Anualmente se gradúan de 200 a 220 estudiantes.

Además de brindar el espacio, la FAD contribuye con materiales, desayuno, mantenimiento de pintura  y limpieza.

Estudios Superiores
Uno de los deberes de la FAD es formar hombres y mujeres para defender y salvaguardar la patria. El Instituto Militar de Estudios Superiores Aeronáuticos (IMESA), es una muestra de ello.

Desde alistados hasta militares de altos rangos han pasado por las aulas de este centro. Es en el año 2003 cuando recibe su actual nombre mediante el decreto NO: 30-09. Anterior a la fundación del organismo, los alumnos recibían docencia en el Instituto Militar de Estudios Superiores (IMES) y en la Dirección General de Entrenamiento del Ejército (DGEM).

 El subdirector académico de IMESA e instructor de la Escuela de Graduandos Aeronáuticos (EGEA), Víctor Nicolás De Peña Paradas, dijo que tanto los miembros de la FAD como de la Policía Nacional reciben entrenamiento y adiestramiento en todas las áreas necesarias en sus  respectivas dependencias.

“En IMESA pueden ser adiestrados y capacitados desde un curso especializado en Comando de Estado Mayor hasta administración de oficina y artes plásticas”, expresó.

Otra escuela que ofrece conocimientos es la de Aviación, la cual comprende  las menciones Piloto Aviadoren, Alas Finas y Alas Rotatorias. De allí son escogidos los estudiantes sobresalientes y se les paga un viaje a Argentina por un año para que se especialicen en sus estudios.

También están las escuelas de Idiomas, Música, Choferes y Paracaidismo, donde los participantes reciben conocimientos en todas estas áreas. El requisito principal para que los militares y civiles accedan a las clases es que sean licenciados en algún campo del saber.

En la Escuela Técnica de Aviación se forman alistados y oficiales en el mantenimiento de aeronaves; estos adquieren conocimientos en mecánica e incluso tapicería de los aviones. Los participantes más destacados son enviados a Brasil, Chile, Colombia y otros países de Latinoamérica para especializarse en el área.

Asimismo, en la Escuela de Formación se imparten conocimientos básicos para oficiales, y de don de mando para los miembros.

En la Escuela de Administración de Oficina se enseña a manejar  archivos y a trabajar en labores administrativas.

En los diferentes cursos mencionados, aunque predominan los hombres, también hay una cuota importante de mujeres. En el área de auxiliar existe casi igual representación entre hombres y mujeres.

Actualmente hay alrededor de 60 estudiantes mujeres y 200 hombres. De Peña Paradas declaró que en IMESA la educación es consistente y ardua, considerándola como la única forma para poder conseguir  mejores resultados. 

INICIATIVA CIELOS SOBERANOS
La iniciativa de Cielos Soberanos se inició en 2009 como un enfoque de tres niveles. Ese año, la Fuerza Aérea Dominicana adquirió ocho A-29 Súper Tucanos que fueron traídos desde Brasil, a fin de detener los envíos de cocaína que penetraban por cielo dominicano.

No hay duda de que las organizaciones de narcotráfico reconocen que ahora es una tarea muy dificultosa volar cocaína al país con una Fuerza Aérea entrenada, equipada y determinada en preservar su soberanía aérea.

Los dominicanos mismos merecen crédito por erradicar los vuelos ilícitos dentro de su país. La eliminación virtual del tráfico aéreo ilícito en la República Dominicana y la protección de su soberanía aérea se erigen como ejemplo primario de una aplicación exitosa del poder aéreo en el marco de las interagencias.

(Tomado de “El poder aéreo en las interagencias, éxito en la República Dominicana” del Teniente Coronel S. Edward Boxx).

Última actualización el Jueves, 24 de Mayo de 2012 22:54